TuPodcast

Recordando a: Eleonor y Matilde

Reproducir

Bienvenidos a otro episodio de la serie de episodios Recordando a:. Una serie de historias que me llevarán de regreso al pasado, a mis recuerdos, a mi infancia.

En el Episodio de hoy les hablo sobre Eleonor y Matilde, dos vecinitas que vivían justo en el límite del cercado que tenía el patio de la casa de mis abuelos, un par de niñas con una situación económica y social bien complicada.

Contacto:

Acá están todas las vías de contacto.

https://tupodcast.com/elrelato

Comparte:

Comentarios

  1. davidochobits 6 meses atrás

    Hola Ernesto,

    Me ha gustado mucho el programa. Por un momento he viajado a mi infancia. Es cierto que a esa edad los niños somos crueles. De mayor te arrepientes de muchas cosas.

    Un abrazo

    David

    Responder
    1. @davidochobits:

      Hola David:

      Pues si, los niños solemos ser bastante crueles.. pero en este caso lo curioso es que yo no solía ser cruel en aquel entonces. Ahora lo soy posiblemente más jajaja

      Un Abrazo

      Responder
  2. Marcelo 6 meses atrás

    De una cosa estoy seguro, con este audio, algo cambió en el Universo.

    Mi dicho favorito es: Dios, conviérteme en lo que mi Perro piensa que Soy.
    Charly puede estar satisfecho.

    Felicitaciones Sr. Ernesto.

    Responder
    1. @Marcelo:

      Gracias Marcelo. Siempre con buenas palabras hacia mi persona. Un abrazo

      Responder
  3. Jaime Riera 6 meses atrás

    Como siempre un excelente sonido, me ha fascinado la música de introducción. Este relato de las condiciones de las casas me ha traido a la memoria el libro de un gran amigo y ex-juez Hiram Martínez Sánchez, autor de La cuesta de los Judíos 8. Esa descripción de casas con suelo de tierra y lo del televisor.

    A mi me pasaba lo mismo con lo de los juguetes, los dejaba afuera y un chico de nombre Tito se los llevaba y yo ni me acordaba de ellos después. Pero si algo disfrutaba en cantidad era caminar bajo la lluvia, el chapotear el agua en las cunetas y ponerme debajo de los desaguez de los techos para que el agua que caia me mojara completo. Juegos absurdos y sencillos que ya no veo hoy en día. A veces pienso que nuestra niñez nos permitió ser creativo y hasta más humanos o más viles (depende del nivel de conciencia).

    Me fascinó y me has traído recuerdos con lo de la zorrería/satería.

    Me gustó el final. Te admito y felicito por el mismo. Ojalá hubieran más personas como tú haciendo este tipo de episodios que demuestran el lado sensible y humano del presentador. Felicidades y sigue con esta labor.

    Un abrazo

    Responder
    1. @Jaime Riera:

      Gracias Jaime. Sobre los juegos, pues de eso será el siguiente capítulo sin duda alguna, tengo mucho que contar en ese sentido..
      Un abrazo.. 😀

      Responder

Responder a Marcelo ×

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.